DIRECTORIO

DEL SECTOR ALIMENTARIO

Actualidad / Agroindustria

Suelos agrícolas contra el calentamiento global

Por: NCYT

La principal razón del cambio climático global es la creciente cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera. El dióxido de carbono (CO2) impide que las emisiones térmicas salgan a un ritmo lo bastante rápido de nuestro planeta, y se produce el llamado efecto invernadero. Si se consiguiera que los suelos absorbieran hasta un 10 por ciento de dióxido de carbono de la atmósfera (lo que equivale a aproximadamente 20.000 megatoneladas de carbono en 25 años), se podría mitigar ese efecto. Una megatonelada equivale a un millón de toneladas.

El equipo internacional de Yakov Kuzyakov, de la Universidad Rusa de la Amistad de los Pueblos (RUDN), ha estudiado el mecanismo de retención de carbono en los suelos de los arrozales que representan el 40 por ciento de la absorción natural de carbono atmosférico en China. Los resultados de la investigación indican que la capacidad del suelo para retener el carbono depende mucho de su estructura y de la presencia de los fertilizantes adecuados.

Los resultados del estudio podrían ser una información decisiva para ayudar a aumentar la fertilidad de los arrozales y al mismo tiempo reducir la cantidad de gas con efecto invernadero en la atmósfera.

El equipo estudió tres grupos de suelos con diferentes tipos de fertilizantes: Al primer grupo se le añadió Azofoska (fertilizante de nitrógeno, fósforo y potasio); el segundo contenía Azofoska con paja; y el tercero, Azofoska con suplementos orgánicos.

El segundo y el tercer grupo mostraron mejores resultados en cuanto a la retención de carbono: tras la fertilización, su contenido de carbono creció en un 69 por ciento, mientras que el aumento en el primer grupo fue del 30 por ciento. 

Los científicos también prestaron atención a los cambios en la estructura del suelo bajo la influencia de los fertilizantes y el efecto de esos cambios en la retención de carbono. Los fertilizantes consolidan los elementos estructurales del suelo y crece el número de partículas grandes de suelo (de más de 0,25 milímetros de diámetro).

Los suelos de densidad media mostraron la mayor eficiencia de retención de carbono después de la fertilización: la cantidad de carbono acumulado aumentó en un 70 por ciento en comparación con la de los suelos no fertilizados. Las fracciones de suelo menos densas mostraron un incremento de entre el 21 y el 56 por ciento, y la retención de carbono en el polvo y la arcilla creció en un porcentaje de entre el 24 y el 49 por ciento.

 

Fuente:

NCYT de Amazings

2020-10-20 23:39:22

Regresar

Comentarios

No hay comentarios sobre este contenido. ¡Publique el primero!

Déjenos su comentario:

Familia de Anunciantes