DIRECTORIO

DEL SECTOR ALIMENTARIO

Innovación y Nuevas Tecnologías

La posible digitalización de la industria alimentaria

Por: José Tomás Palacín

La industria de la alimentación puede contar con 2.067 millones de euros para ser modernizada. Para ello, necesita que el Gobierno apruebe su iniciativa de digitalización, enmarcada dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia fomentado desde la Unión Europea. Es por eso que la Federación española de Industria de Alimentación y Bebidas (FIAB) se ha aliado con Siemens; su objetivo, conseguir la plena transformación digital de la industria alimentaria.

“Estos fondos –declara José Ramón Castro, director general de Siemens Digital Industries– ayudarán a la digitalización y sostenibilidad de la industria en múltiples áreas y supone un primer paso para que el sector afronte con garantías el nuevo escenario de la Industria 5.0”.  Y es que, en el caso de que esta iniciativa sea aceptada, se solicitarán específicamente de esos 2.067 millones un total de 387 millones de euros en el campo de la digitalización a través de tres proyectos: Lazarillo Digital, 174 millones de euros; Observatorio Digital, 135 millones de euros; y Plataforma Digital, 77 millones de euros. 

“En todos estos programas se adoptarán tecnologías habilitadoras en las que Siemens es un referente en el mercado: Automatización Industrial, Gemelo Digital, Big Data, Industrial Edge, Inteligencia Artificial, IoT Industrial, Ciberseguridad, Conectividad o Blockchain”, indican desde la FIAB.

Además, la propia patronal es optimista en cuanto a la posible digitalización de la industria alimentaria. “Se espera un incremento de las exportaciones de 6.400 millones de euros y que la producción alcance una cifra de 130.000 millones de euros […] la productividad se incrementará un 2,4 %, lo que supondrá tener empresas más competitivas para poder acceder a los mercados internacionales”, aseguran.

Los proyectos de la nueva industria alimentaria

Según la FIAB, habrá siete macroproyectos, basados en dos pilares básicos: la digitalización (cuatro) y la sostenibilidad (tres). “Teniendo en cuenta las características y la importancia estratégica del sector, así como el potencial que tiene para generar un efecto tractor, la industria de alimentación y bebidas va a dar respuesta a los desafíos derivados de las transiciones ecológica y digital, generando un impacto duradero en el tiempo y contribuyendo a la cohesión económica, social y territorial”, ha declarado Mauricio García de Quevedo, director general de FIAB.  

Los cuatro orientados a sostenibilidad irán dirigidos a la eficiencia, la competitividad y, cómo no, la sostenibilidad, a nivel europeo y mundial a través de inversiones en técnicas y tecnologías más eficientes y sostenibles. “Además –apuntan–, buscarán mejorar el impacto ambiental de las empresas a través de inversiones en inventarios de consumos, mejora del conocimiento del impacto ambiental e identificar los riesgos ambientales sectoriales”. Asimismo, desde la FIAB pretenden impulsar la economía circular por medio de la reducción y prevención en la generación de todo tipo de residuos, especialmente envases y materia orgánica.

Por otro lado,, los tres macroproyectos orientados a la digitalización tendrán como objetivo “realizar un programa para digitalizar integralmente un millar de empresas del sector, la creación de un Observatorio Digital para la maximización del retorno de la digitalización y la minimización de la brecha digital y por último el desarrollo de plataformas de servicios digitales orientadas a dar solución a los retos del sector a la vez que permitan acceder a herramientas de digitalización a todo el tejido empresarial, independientemente de su tamaño y subsector”, resumen.

El papel de Siemens en la digitalización de la industria

Para poder digitalizar la industria alimentaria, Siemens, a través de Siemens Digital Industries, proporcionará tecnologías para la automatización y digitalización de esta. “Optimizada para los requisitos de industrias específicas, nuestra Digital Enterprise permite a los clientes reducir los tiempos de desarrollo de sus productos y, al mismo tiempo, aumentar la flexibilidad y productividad de sus procesos de producción”, aseguran desde la filial.

“La automatización industrial es el uso de sistemas de software y hardware para controlar máquinas o procesos industriales. Para incrementar la productividad, flexibilidad y eficiencia de las fábricas, contamos con soluciones para todo tipo de sistemas de producción, ya sean para la industria discreta o de procesos. Gracias a la digitalización y al gemelo digital, aportamos soluciones personalizadas para mejorar reducir costes y time-to-market”, explican.  

De este modo, la idea es integrar diferentes tecnologías punteras, como la inteligencia artificial, la industrial edge, conexiones industriales 5G, sistemas de manipulación autónomos, blockchain o producción aditiva.

Fuente: www.innovaspain.com
 

2021-02-14 16:23:54

Regresar

Comentarios

No hay comentarios sobre este contenido. ¡Publique el primero!

Déjenos su comentario:

Familia de Anunciantes