DIRECTORIO

DEL SECTOR ALIMENTARIO

Envases y Embalajes

Botellas de plástico de base vegetal, protección al medioambiente

Por: Ok Diario

La invención del plástico ha supuesto diversas ventajas productivas para las industrias y facilidades para nuestra vida cotidiana. No obstante, su uso indiscriminado como material descartable ha conllevado a uno de los grandes problemas ambientales que actualmente enfrentamos. Cada año, toneladas de plástico contaminan los océanos y provocan la muerte de millones de aves, mamíferos y peces. Pero el desarrollo de botellas de plástico de base vegetal se presenta como una alternativa muy prometedora.

¿Cómo son las nuevas botellas de plástico de base vegetal?

La compañía bioquímica Avantium, con sede en los Países Bajos, fue la responsable de generar y anunciar esta noticia. Conscientes de que una de las grandes desventajas del plástico tradicional es el tiempo que lleva en degradarse, Avantium ha invertido en desarrollar nuevos plásticos vegetales a partir de cultivos sostenibles.

A partir de materias primas vegetales, han logrado una alternativa al plástico totalmente biodegradable. De hecho, las botellas de plástico de base vegetal de Avantium están diseñadas para descomponerse en un tiempo máximo de un año. Ello aliviaría el cúmulo de desechos plásticos en los ecosistemas y evitaría la formación de nuevas islas de basura en el mundo.

No obstante, la empresa apunta a fomentar el reciclaje de sus plásticos vegetales, fomentando la economía circular. Para ello, seguirá desarrollando procesos bioquímicos que permitan dividir las moléculas de azúcar de plantas provenientes de cultivos sostenibles. De esa forma, se conseguirá lograr estructuras químicas más simples, que puedan reorganizarse y formar un nuevo plástico de base vegetal.

¿De qué están hechas las botellas de plástico de base vegetal?

El proyecto inicial consiste en producir anualmente unas 5000 toneladas de plástico vegetal a partir de los azúcares de maíz, remolacha y trigo. Por ello, al ser materias primas provienen de cultivos sostenibles no implica contaminación ambiental.

Además, la compañía pretende empezar a extraer los azúcares de desechos biológicos de origen sostenible. La idea es que, a medida que la demanda por plásticos vegetales crezca, sea posible aumentar la producción sin generar un desequilibrio en la cadena de suministro de alimentos a nivel global.

¿El futuro del plástico es promesa de futuro para los ecosistemas?

Se estima que, para el 2023, las botellas de plástico de base vegetal y otros productos similares estarán disponibles en las góndolas de los supermercados de consumo masivo.

Asimismo, es importante destacar que existen otras alternativas al plástico producidas a partir de materias primas vegetales. Por ejemplo, los plásticos hechos con maíz modificado genéticamente, cáscaras de plátanos, naranjas y aguacate.

Estas creaciones se presentan como una alternativa eficaz para disminuir la dependencia de los combustibles fósiles. No obstante, seguirá siendo esencial invertir en una gestión adecuada de residuos, que incluya un importante fomento al reciclaje, para revertir el actual daño a los ecosistemas.

En el caso contrario, los nuevos bioplásticos solo se acumularían en una montaña de residuos contaminantes, lo que llevará décadas o siglos en desaparecer.

Fuente: Ok Diario

2020-11-19 15:49:30

Regresar

Comentarios

No hay comentarios sobre este contenido. ¡Publique el primero!

Déjenos su comentario:

Familia de Anunciantes