Uso del cáñamo y cannabinoides en la alimentación

A continuación se detallan los términos implementados por la UE respecto a la aplicación del cáñamo y cannabinoides en la alimentación.

Diseño sin título (47)

El cultivo del cáñamo en la Unión Europea está permitido legalmente, mientras no sobrepase los límites en el contenido de tetrahidrocannabinol (THC) de 0,2% establecido en el Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo .

Los alimentos derivados del cáñamo autorizados para ser comercializados en la Unión Europea, son aquellos procedentes exclusivamente de las semillas del cáñamo, por ejemplo aceite, proteína de cáñamo, harina de cáñamo, y siempre y cuando sean variedades de Cannabis sativa L. con contenido en tetrahidrocanabinol por debajo del 0,2%.

Por otro lado, los cannabinoides: tetrahidrocannabinol (THC), cannabidiol (CBD), cannabigerol (CBG) y otros, utilizados como tales o para ser adicionados, por ejemplo, a un aceite, independientemente de que su origen sea natural o sintético, así como los extractos y resto de partes de la planta Cannabis sativa L. (flores, hojas y tallos) se consideran nuevos alimentos ya que no se ha podido demostrar historial de consumo significativo ni seguro en la Unión Europea antes del 15 de mayo de 1997, por lo que caen bajo el ámbito de aplicación del Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo, relativo a los nuevos alimentos.

Por ello, la empresa que desee comercializar estas partes de la planta Cannabis sativa L. (flores, hojas y tallos), extractos y cannabinoides, en el ámbito alimentario, deberá presentar una solucitud a la Comisión Europea conforme a lo establecido en el Reglamento (UE).

 

Fuente: AECOSAN

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *