Piña rosada anticancerígena

Sin título-1-01

Autor:Maggie Fox

Entre los remedios para evitar el cáncer se encuentran ciertos alimentos naturales que ayudan debido a la cantidad de antioxidantes que tienen. Sin embargo, una variedad de piña genéticamente modificada con color rosa en lugar de amarillo y alta en el antioxidante licopeno recibió el visto bueno de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).

Desarrollada genéticamente

La piña de la variedad Rosé es un fruto genéticamente modificado de color rosado en lugar de amarillo, que ha sido desarrollada por la empresa Del Monte Fresh Produce en Costa Rica. Esta variedad de piña es alta en el antioxidante licopeno, el cual confiere el color rosado a esta fruta.

El licopeno, es el carotenoide responsable del color rojo de los tomates. Este posee propiedades biológicas y fisicoquímicas en la prevención de enfermedades crónicas como cáncer, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, hipertensión, entre otras (Waliszewski & Blasco, 2010).

La piña rosada se desarrolló sobre un gen de la misma piña y otro derivado del naranjo dulce (Citrus sinensis). Además, se silenciaron dos enzimas de la piña que convierten el pigmento rosa (licopeno) en pigmento amarillo (betacaroteno), utilizando ARN de interferencia. De esta forma se logró obtener una fruta con una pulpa rosada, más dulce y con propiedades nutricionales mejoradas.

Aprobación

Del Monte proporcionó suficiente información a la FDA (Food and Drug Administration) para demostrar que la piña rosada es tan nutritiva y segura como su homólogo convencional. Debido a esto ha recibido el visto bueno de la agencia en diciembre de 2016. Se espera que esta piña pronto se cultive en el país con el fin de exportar la fruta a Estados Unidos.

Para su aprobación, Del Monte ha tenido que demostrar que esta variedad de piña no es capaz de propagarse ni tampoco de crecer sola tras haberse recolectado.

Todo apunta a que las primeras piñas rosas se cultivarán en uno de los grandes países productores de piña: Costa Rica. Gracias a una alianza con el gobierno se pretende lograr el gran producto de 2017. Costa Rica autoriza ya semilleros de exportación de soja y algodón para exportar a Estados Unidos.

De momento se desconoce cuándo comenzará a ser comercializada, el precio de venta y si logrará desbancar a su hermana mayor: la piña tropical de toda la vida, la amarilla.

FDA

La FDA ha dicho durante años que las plantas genéticamente modificadas son seguras y que no hay necesidad de etiquetar plantas transgénicas, aunque la ley federal demanda etiquetado.

“La mejora de cultivos sucede todo el tiempo, y la ingeniería genética es solo una forma de aquello. Los seres humanos han estado modificando los cultivos durante miles de años a través de la cría selectiva”, dijo la FDA. “Los primeros agricultores desarrollaron métodos de cruzamiento para cultivar numerosas variedades de maíz con una gama de colores, tamaños y usos. Por ejemplo, las fresas de jardín que los consumidores compran hoy resultaron de un cruce entre una especie de fresa nativa de América del Norte y una especie de fresa nativa América del Sur”, agregó la entidad.

“Usamos el término ingeniería genética para referirnos a las prácticas de modificación genética que se utiliza bajo la biotecnología moderna. En este proceso, los científicos hacen cambios específicos en la composición genética de una planta, dándole un nuevo rasgo deseable. Por ejemplo, dos nuevas manzanas han sido genéticamente modificadas para resistir la oxidación asociada a cortes y magulladuras, mediante la reducción de los niveles de enzimas que causan esta oxidación”.

 

 

Fuente: NBC News, 14/12/2016

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *