¿Cómo mostrar a los consumidores los beneficios de los alimentos genéticamente modificados?

ManzanaLos alimentos genéticamente mo­dificados (GM) para el consumo humano han sido durante mucho tiempo un tema de intenso debate público, así como de investigación académica. A pesar de la falta de evidencia científica para sugerir que los alimentos GM son menos seguros que los alimen­tos convencionales, estudios previos han demostrado que los consumidores son reacios a abrazarlos por completo y desconfían de la tecnología que los produce.

En el artículo publicado en el Journal of Commercial Biotechnology, demuestran que las actitudes de los consumidores hacia los alimentos transgénicos, su dis­posición a comprarlos y el precio que están dispuestos a pagar podrían mejo­rarse significativamente si los productos GM tuvieran un beneficio directo para ellos personalmente.

Los hallazgos en la Escuela de Negocios Edwards de la Universidad de Saskat­chewan tienen el potencial de cambiar la forma en que las compañías de biotecno­logía agrícola promueven sus productos, a la vez que crean un valor significativo.

Particularmente, encontraron que los consumidores están dispuestos a acep­tar y pagar primas por alimentos GM que tienen un valor que es personalmente relevante para ellos.

La inseguridad alimentaria es crítica. En 2009, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimenta­ción (FAO) identificó la seguridad alimen­taria mundial como un problema cada vez más crítico a medida que la pobla­ción mundial crece, y dijo que para satis­facer la creciente demanda de alimentos se requerirá biotecnología agrícola. Por lo tanto, es necesario crear un amplio apoyo al consumidor para los alimentos GM.

La creación de alimentos transgénicos con beneficios directos para el consu­midor podría desempeñar un papel fundamental para obtener dicho apoyo. La promoción de beneficios directos al consumidor no solo tiene el potencial de cambiar las percepciones, como lo muestran los datos de nuestro estudio, sino que también puede ser un esfuerzo rentable.

Se encuestaron a 750 consumidores ca­nadienses sobre diferentes formas de presentar los alimentos GM. El primer grupo de consumidores vio anuncios de alimentos GM que promovieron varios beneficios orientados a la industria que podrían atraer indirectamente a los con­sumidores, como un mayor rendimiento, menor uso de plaguicidas y un mayor suministro mundial de alimentos. Estos mensajes fueron similares a los promo­cionados típicamente por los proponen­tes de alimentos transgénicos.

El segundo grupo de consumidores vio anuncios centrados en los beneficios directos para el consumidor, como un mejor sabor y una mejor nutrición. Y el tercer grupo de consumidores vio anun­cios de alimentos GM que promovieron los beneficios directos e indirectos del consumidor.

El resultado de la encuesta mostró que, como era de esperar, los participantes en el primer grupo estaban menos inclina­dos a comprar alimentos transgénicos, incluso a un precio significativamente más bajo que los alimentos no GM com­parables.

Los consumidores que aceptaban ali­mentos transgénicos apreciaron que la tecnología de los alimentos GM tuviera beneficios positivos y creara valor. Sin embargo, creían que la tecnología solo había beneficiado a la industria y exigían que una parte del valor se transfiriera a los consumidores.

Por el contrario, los participantes a quie­nes se les presentó una propuesta de valor que benefició directamente tanto a la industria como a los consumidores in­formaron mejores actitudes hacia los ali­mentos GM, expresaron mayores inten­ciones de compra y estaban dispuestos a pagar una prima por dichos productos.

Fuente: Food News Latam, 05/07/18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *