IV y V Gama y la evolución del consumo de frutas y verduras

iluminacion-led-para-frutas-y-verduras-slider

Tal y como apunta Alimarket, se mantiene unos altos índices de sobrepeso y obesidad en Europa, siendo la generación millennial quien más adolecen este problema. Ahora bien, en España, atendiendo a los últimos estudios, entre 2011 y 2015 se ha conseguido una disminución en materia de sobrepeso superior al 3% y una estabilización en la obesidad. Aunque parezca una contradicción, también estamos ante la mayor demanda de productos saludables por parte de los consumidores de toda la serie histórica, según los estudios de tendencias de consumo a los que hace referencia esta publicación.

Otro dato. El ‘Informe Nielsen 360’, que trata cada año de dibujar las tendencias de comportamiento del consumidor nacional, recoge en su edición 2018 que el 60% de los encuestados afirman que procura realizar cada día una compra saludable. Un año atrás, el mismo informe afirmaba que el 45% de los españoles quieren productos más saludables en los lineales.

Si a ello le sumamos los nuevos hábitos de consumo y la falta de tiempo en las familias para el cocinado y preparado de alimentos, las frutas y verduras de IV y V gama se han convertido en los últimos años en productos muy demandados y en un reclamo constante.

Ejemplo de ello, y tal y como afirma Alimarket, es el mercado de las ensaladas, que consigue mantener su crecimiento estable en el orden del 9%. Se está viendo dinamizado por nuevas referencias alejadas de las recetas tradicionales y que apuestan por ingredientes saludables. El mayor ascenso en ventas proviene de las ensaladas exóticas, en la que se incluyen ingredientes como la quínoa. Un ingrediente que responde a la tendencia de consumo por la proteína vegetal.

Todo ello ha derivado en una tendencia que apuesta por lo vegetal y las formulaciones veganas. Según el informe  The Green Revolution elaborado por la consultora Lantsta por la proteína vegetal y los alimern, el 6,3% de los españoles son flexitarianos el 1,3% vegetariano y el 0,2% se inclina por la dieta vegana. Juntos suman cerca de 3,6 millones de españoles, aproximadamente el 7,8% de la población de del país.

Según el estudio de Mintel, un 39% de los nuevos productos lanzados al mercado europeo en el ejercicio 2017 fueron nuevos productos de IV y V gama de frutas y verduras, aunque EEUU se mantiene como el país líder en innovación en esta categoría de producto.

Tal y como ya apuntaban otros informes de tendencias, lo natural y saludable son factores claves para la innovación en el desarrollo de nuevos producto de la categoría frutas y verduras.

Esta innovación en producto va muy ligada a una innovación en el envase, elemento clave para facilitar el consumo rápido y cómodo en cualquier lugar. Diseños transparentes que permiten ver lo que hay en el interior, ergonomía y facilidad de uso… ganan enteros en el éxito de ventas y en la repetición de consumo.

Estos tres factores: lo natural, saludable y lo convenience ofrece al sector un sinfín de posibilidades de innovación, sin que un aumento del coste del producto suponga un hándicap. Los consumidores, tal y como afirma el estudio citado, están dispuestos a pagar más por formatos donde la fruta y la verdura viene cortada.

El reclamo “sin aditivos”

El 14% del total de productos lanzados a nivel mundial en 2017 en esta categoría de IV y VI Gama utilizaban como reclamo comercial que eran productos sin aditivos ni conservantes. Además, al 75% de los consumidores y las consumidoras españolas les preocupa los aspectos relacionados con la seguridad de los alimentos.

El consumidor demanda ingredientes naturales y aumenta la presión sobre el tipo de aromatizantes  y aditivos que contienen los alimentos que consume, buscando una reducción en el número de ingredientes.  Esta preferencia se ve reflejada en los estudios consultados de Mintel, Nielsen y Alimarket.

El boom de lo ecológico: De la huerta a la casa

Las consumidoras y consumidores se decantan por alimentos mínimamente procesados, con recetas tradicionales, recién elaborados y productos kilómetro 0, “de la huerta a casa”. Y conforme crece la concienciación respecto a los beneficios de los alimentos más sostenibles y saludables, aumenta la disposición a aceptar un precio mayor por los mismos.

El 35% de los consumidores de EEUU consideran que las frutas ecológicas son más saludables que las convencionales. Pero no solo son los consumidores de EEUU, Alemania o Francia son quienes más demandan estos productos en el mercado europeo. China y Brasil son países con cada vez mayor cuota de mercado. Una oportunidad para aquellas empresas que quieran exportar sus productos a los mercados emergentes. Para ello, innovación en logística y envase que aumente la vida útil asegurando la calidad y seguridad alimentaria es fundamental.

El envase “convenience” como herramienta para comunicar la “naturalidad” del producto

Según este estudio, la innovación en los envases de IV y V Gama también apuesta claramente por enfatizar en lo “natural”. Se apuesta por resaltar este aspecto en la etiqueta y detallar la procedencia de los ingredientes y la forma de procesarse.  Esto influye en el consumidor positivamente a la hora de elegir un producto u otro en el lineal.

Ejemplo de ello son los alimentos que oferta Australian Country Harvest, verduras preparadas de origen 100% australiano, cualidad que comunica de forma clara en su packaging. También una empresa india comercializa guisantes congelados 100% naturales, aspecto que se destaca en su envase.

Convenience, en producto y en envase

La tendencia por los envases “convenience” surge en respuesta a los cambios sociodemográficos.  Necesitamos sacar el máximo provecho a nuestro tiempo y optamos por soluciones que nos permiten minimizar el periodo de compra, preparación e ingestión de los alimentos y hacerlo prácticamente en cualquier sitio. Todo ello sin renunciar a comer de forma saludable, natural y sabrosa y con un precio asequible.

La persona, desde el punto de vista del consumo, quiere que el envase le muestre el producto y que éste sea saludable. Todo ello hace que la industria alimentaria tenga ante sí el reto de saber responder a sus exigencias.

Especialmente en los formatos refrigerados, la industria puesta por formatos que permiten a los consumidores conocer qué hay en el interior del producto. Con ello se transmite sensación de frescura y naturalidad. Esto se convierte en un factor muy importante en el momento de decisión de compra. Así, como ejemplo, el 62% de los consumidores y las consumidoras de Reino Unido consideran esto muy importante.

Aunque los consumidores saben de la importancia de consumir fruta y verdura para llevar un estilo de vida saludable y prevenir posibles enfermedades, no lo hacen tanto como deberían.

Esto es una gran oportunidad para la industria. La innovación en soluciones convenience en el packaging de producto facilita que los consumers puedan incorporar estos alimentos a su dieta. Tal y como afirma el estudio de Mintel, el 33% de los nuevos productos de fruta y verdura lanzados al mercado durante 2017 tenían en cuenta este aspecto. En España, según los datos, el 35% de las familias con hijos están dispuestas a pagar más por aquellos productos convenience de frutas y verduras.

Fuente: Ainia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *