HIELO OZONIZADO EN ESCAMAS PARA CONSERVAR PRODUCTOS DEL MAR

106595821-3-730x487

El hielo es el elemento más utilizado en la industria pesquera para conservar los productos del mar y retardar su descomposición, pero no reduce la carga microbiana, el ozono es un potente biocida capaz de eliminar los microorganismos presentes en los productos frescos; por ello, el Centro Tecnológico  español AINIA desarrolla un innovador sistema de estabilización de hielo ozonizado en escamas.

Este sistema de hielo ozonizado, garantiza preservar la calidad del producto durante un mayor tiempo, entre 30% o 40% más que la conservación normal mediante hielo sin ozonizar, ya que se suma al efecto de conservación del hielo, el efecto biocida del ozono, permitiendo aumentar la vida útil de productos pesqueros sin alterar sus cualidades sensoriales; es un reto al que pretende dar respuesta el proyecto  de AINIA.

Este innovador sistema de conservación, además de establecer nuevas tecnologías de higienización industrial más eficientes y sostenibles, otorgará beneficios económicos y medioambientales, pues se estima que podría reducir los desperdicios de producto de la industria pesquera entre un 1% y un 3%.

Las operaciones de limpieza y desinfección o tecnologías de higienización en superficies industriales, será de gran impacto medioambiental en agua, energía, productos químicos, aguas residuales; especialmente en sectores como las empresas de tratamiento de pescado, que requieren de unos parámetros de higiene y seguridad muy exigentes para el desarrollo de su actividad.

Según los primeros resultados del estudio, las tecnologías de higienización eco-eficientes pueden suponer un ahorro de agua de hasta el 30% en la industria de limpieza y tratamiento de pescado.

Además, contar con instalaciones y equipos diseñados siguiendo criterios avanzados de higienización (TAH), puede disminuir entre un 10 y un 30% la generación de aguas residuales (con restos de productos alimentarios y de agentes químicos como cloro, detergentes o desinfectantes) y entre 5-10%, el consumo energético.

Este sistema se puede utilizar con igual eficacia en vegetales (frutas, verduras, hortalizas), en productos animales (canales de cerdo, vaca, ovinos, pescados y mariscos) y en cuarta gama de verduras (procesado de hortalizas y de frutas frescas limpias, troceadas y envasadas para su consumo).

 

Fuente: AGROMARKETING

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *