La importancia del agua en la calidad del pan

Tal y como explicamos, el agua es uno de los principales ingredientes del pan común. Partiendo de un agua potable, la dosis de agua definirá la estructura de la miga del pan. Con entre el 45-50% de agua sobre la harina se logra una miga densa de alveolado pequeño y regular y corteza lisa; con entre un 55-65% el alveolado es regular y pequeño; y con más del 70% de agua, llegando hasta más del 100%, se obtienen especialidades que fermentan en bloque y se caracterizan por una miga de alveolos grandes e irregulares.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *